No olvides dedicarle más vida al tiempo

IMG_20160324_002143

Que no se te pase hablar de sueño sin pensar en dormite.
Que lo prometido no es deuda, es neura; cumplelo.
Que el amor sin amor, el café sin cafeína, el postre sin dulce y así, la vida va muy amarga.
Que la mayor locura que puede hacerse por amor es salir ileso.
Que en ningún sitio estarás mejor que “esperando a que se me pase”.
Que disfrutar de los pequeños detalles es lo de más.
Que la constancia sirve para algo más que mantenerte ocupado.
Que no olvides dedicarle más vida al tiempo.
Que quedarte al margen es un truco de belleza infalible.
Que hacer las cosas en su justa medida lo hace todo más mediocre.
Que cuanto menos sepan de ti, más sabrás de los demás.

Vamos, que no es por arruinarte el final, pero todo va a salir bien.

©Eloy Cánovas

 

image

A la tristeza no se la adereza,
se come cruda y al punto de sal.

Cuenta conmigo si te sobra un cubierto,
o dos, o ninguno.

Pero cuenta, que te oiga, que te quiero.

©Eloy Cánovas

De lo que leas, la mitad. De lo que sientas, todo.

image

Prefiero morir roto donde la curiosidad me lleve, que morir hastiado de conocimientos de otros.

Prefiero despertar entre el miedo y la angustia del “no soy capaz” que anestesiado por la droga dura del “todo irá bien”.

Prefiero (y mil veces) una puta realidad que una maravillosa mentira.

Prefiero tener un fuerte carácter, que ser carne de maltrato por no tenerlo.

Prefiero creer que la autoestima no consiste en confiar en que todo te va a salir bien, sino en que no te vas a hundir si algo te sale mal.

Vamos, que me encantaría decirte que…
De lo que leas, la mitad.
De lo que sientas, todo.

©Eloy Cánovas