De sueños y esperanzas.

Saberse vulnerable está bien, es humano. Quedan muchas historias por vivir en quien sabe que no sabe lo suficiente.

No te hace falta que digan de qué estás hecho, que digan hasta dónde, por cuánto, por quién. Ni tú mismo lo sabes, y eso es tan humano como emocionante. Pero acepta que lo harán, créeme, no pasa nada.

Cuando te alistas en la carrera de la vida, debes aceptar que te idealicen. Que te digan todo aquello que no puedes hacer, que tus materiales son endebles y poco seguros e incluso que esto no es para ti. Recuerda que todos hablamos de nosotros mismos cuando lo hacemos de los demás, es una autobiografía continua que no cesa.

Y es por estas cosas que la discreción es un truco de belleza infalible. Todos querrán conocerte por lo que no dices, y claro, los conocerás a todos.

Estás hecho de esperanzas, las tuyas y las de quienes depositan las suyas en ti. No necesitas más, porque son los materiales de los que se construyen los sueños que otros dicen que careces por imposibles.

Hasta que emprendes el vuelo.
Mira, un avión de papel del que muchos creen que caerás en picado en cuanto deje de soplar el viento. Ya sabes, nada nuevo.

Y luego pasa lo que pasa.

Que la esperanza no conoce los límites, que te rebosan las ganas y los sueños. Que lo que dicen de ti no hace justicia, les hace justicia a ellos. Recuérdalo.

Mírate, un avión de papel, de esos que vuelva tan alto como aquellos que dicen hacerlo. De esos por los que nadie daba un duro y que ahora preguntan por el precio de tus sueños.

No te anticipes, cuenta el maravilloso espectáculo que viste ahí arriba después. Cuando bajes a visitarlos, no encontrarán agritud, solo las gracias por ser el aire que necesitabas para despegar.

El mérito de mantenerte ahí arriba ya sabes de quién es,
de un avión de papel hecho de sueños y esperanzas.

©Eloy Cánovas

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *