image

A la tristeza no se la adereza,
se come cruda y al punto de sal.

Cuenta conmigo si te sobra un cubierto,
o dos, o ninguno.

Pero cuenta, que te oiga, que te quiero.

©Eloy Cánovas

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *