Solo eso, solo sexo.

¿Sabes qué ocurre cuando solo tienes sexo?.
Si, cuando solo lo haces por deporte.

Cuando solo te dice que te quiere, así, por sistema.
Cuando solo arrugas las sábanas y no el corazón.
Cuando todo, todo, desaparece por el desagüe de la ducha.
Cuando todo termina, cuando acabas.
Cuando no te espera para desayunar juntos.
Cuando no echas de menos, porque no te sujetaste fuerte.
Cuando quieres más, pero te conformas con un trozo.
Cuando te da las gracias, si, las gracias.

Que todo parece lo de menos, porque no llegó a más.
Que no te invade, porque llega y se va.

Ocurre solo eso, solo sexo, solo soledad.
Nada más.

©Eloy Cánovas

[ Ilustración de ©TEBO ]

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *