Tenía que decírtelo.

Hoy he empezado mal el día, así,
con las ganas tiradas por los suelos.
Ellas correteando por toda la casa,
entre mis pies, de aquí para allá.

Hasta que he tropezado con ellas,
y claro, he besado la lona.

Ahí tirado, me han pintado la cara,
se han comido mi desayuno,
me han revuelto el pasado,
y han acabado dejándome un recado.

“Lo que para ti es un problema,
es el sueño de otra persona.”

Tenía que decírtelo.

©Eloy Cánovas

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *