• Hay palabras con fuerza cardiovascular más potente que un “te quiero”, por ejemplo, “creo en ti”.

Publicaciones

Colaboraciones

[bws_google_captcha]