Fue bonito mientras duró…

unnamed

Yo una vez tuve una, de madera…
Me la arrancaron en un sueño dulce
así, sin avisar.

“Fue bonito mientras duró” dijo…
Joder, me dejo cojo (y jodido).

Y así anduve, con una astilla clavada en el muñón.

No sé quién tendrá mi antigua pata de madera,
no sé quién andará con una pata astillada,
pero duele y mucho…

Hoy tengo una pata nueva,
esta vez no es de madera, sino de flores.
Si la pierdo, al menos dejará un rastro,
un rastro de flores marchitas
y no una dolorosa cojera.

©Eloy Cánovas
(Fotografía: Iván Noble)

2 comentarios
  1. Irene
    Irene Dice:

    Hola guapo!!
    Este comentario es para comunicarte que te he nominado para los premios Black Wolf Blogger Award, un premio que se da entre bloggeros reconociendo la calidad y el trabajo de otros compañeros. Si aceptas la nominación las bases están en la entrada de hoy 27/3 de mi blog.

    Un abrazote!! :))

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *