He de confesarte algo

Si, he de confesarte algo;

He encontrado un lugar donde vivir.
Sin miedo al desahucio,
sin cuotas ni hipotecas,
sin contaminantes.

Sus paredes son de color esperanza,
todo exterior, luz por todos lados.
Con un jardín donde perderse,
tan grande como para perder también la cuenta.

Tiene una peculiaridad que no te vas a creer;
podemos llevárnosla a donde queramos,
no pagaremos peaje ni impuestos.

Me he permitido el lujo de ponerle nombre,
algo sencillo, fácil de recordar (y encontrar):

~Voy a ser feliz~

¿Vienes conmigo?

©Eloy Cánovas

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *