Tu (la) sonrisa

Libro “La amplitud de una nevera americana” de Pedro Andreu

A la vida hay que sacarle los dientes;
unas veces para sonreír
otras para morder
y casi siempre para comerte el mundo.

No hay mayor escultura que la que dibujan tus labios cuando ríes, ni mejor escultor que tu propia felicidad.

©Eloy Cánovas

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *