Por el lado oscuro de la luna.

A veces, me da por disculparme cuando visito el lado oscuro de la luna. Será la edad, será que cada vez estoy más lejos de lo que incluso decimos que está lejos. O será la paz que tengo encima, que me despojo de todo a micro abierto y me quedo tan ancho.

Otras veces me da por pensar que la vida es esto, una pulida colección de errores y no una vitrina llena de éxitos. Porque si piensas que vivir sale caro, no hacerlo sale carísimo. La vida por tantas cosas..

Por todas las veces que pensé que no era feliz; joder, acerté en todas ellas.

Por mis éxitos y fracasos profesionales; resultó que ni éxitos ni fracasos eran, porque nada profesional es el verdadero summum. Eso es otra cosa, con más alma de lo que pensamos.

Por mis tropiezos sentimentales; mi parte de culpa en todos ellos, tan obvia.

Por no saber despedirme, porque aún la quería; todo al revés, no era así, era para el lado contrario.

Por las veces que elegí vivir sin sentir; nunca antes tan vacío, créeme.

Ahora vas, e intentas explicar todo aquello que solo se puede abrazar, te escucho. Yo fracasé intentando lo primero, por no obviar lo segundo. Qué injusto, ¿verdad?.

Mira hoy, qué cristalino se ve todo a toro pasado. No nos cura el tiempo, nos curamos nosotros. Todo lo que cuidamos sigue ahí, lo que no cuidas también, pero no para ti. Y eso sí es justo, es justo lo que la vida tiene que enseñarte, te lo repetirá tantas veces quiera, hasta que lo aprendas.

Aceptar y fluir, aceptar y fluir, aceptar y fluir. Solo es todo.

Reconozco que la vida no siempre es justa, y aún así, existe la certeza de que es tremendamente bella. ♥️

Avisado estás, espero te sirva de algo.

©Eloy Cánovas

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *