Tu derecho a ser feliz

Sabes que ocurre, ocurre que te cansas.
Ocurre que cuando sientes que te cansas, la culpa viene después. Y no es justo, no mereces vivir esa lapidaria sensación.

Pero ahora no lo ves, tú no te has visto.
Así no, aún no.

Ahora solo ves que ya no sientes como antes, y sin embargo te sienten más que nunca. Ahora ven todo lo que eres, todo lo que fuiste, todo lo que hiciste con lo que fuiste. Y hoy te miran así, con temor a lo que serás, por tus decisiones, porque ya estás cansado. Ahora es cuando no te reconocen, ahora es cuando te quieren como a ti te gustaría, ahora es cuando te quieren por miedo a perderte.

Y piensas, ¿ahora?, ¿ahora qué?. Ahora nada, ya nada.
No te sientas culpable, no pasa nada.

Mira atrás, si sientes todo lo que diste, si sientes todos y cada uno de los pasos que no mediste, los que te llevaran a donde te llevaran, es justo donde querías estar. Entonces solo así, has vivido.  A veces duele, otras también. Una de las cosas que hacen bonita una historia, es posiblemente porque tiene un final. Es irte antes de que solo hagas acto de presencia porque ya no estás donde quieres estar.

Sé que la vida no suele ser justa, pero sigue siendo bella.
Sigue temblando la luna en el agua, sigues teniendo derecho a ser feliz. ⭐

©Eloy Cánovas

1 comentario
  1. María del Mar
    María del Mar Dice:

    Me ha gustado mucho…
    Así me siento… Duele, dueles, los recuerdos duelen, las decisiones duelen… Pero sé que tengo derecho a ser feliz, lo merezco, lo merecemos…
    Ojalá algún día pueda recordar, mirar atras, y dibujar una sonrisa en mi rostro… Ahora lo veo imposible. Muchas flechas envenenadas me hirieron en el fin de mi historia, cicatrices en mi corazón, en mi alma, que no dejarán de doler nunca.
    Aún así no pierdo la fe, lucharé con uñas y dientes por recuperar algún recuerdo bonito, limpiarlo y guardarlo en lo más profundo de mi ser, para poder decirme a mi misma, que algún día me amo…

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *