Un bonito recuerdo

Ya está bien de morirse mientras parece que vives.
Deja de vivir con el corazón en un puño, no te olvidará tan fácilmente, de hecho, no podrá hacerlo nunca.

Ya quisiera olvidarte, ya.
Pero no ocurrirá, irás ocurriendo, porque eres imborrable.

Si supieras las veces que te piensa, pensarías que nunca acabó. Porque es así, nunca acaba, porque nunca se va.

Si te sigue queriendo, quizá no te lo diga, porque no necesitas que te lo digan. No vas a necesitar que alguien te diga que nos llevamos un pedazo de cielo que un día tocamos. Ya lo sabes, te lo llevas.

Pero dime una cosa, si vuelves al amor, prométeme que lo disfrutarás y dejarás que te disfrute. No sabrás hasta cuándo, no importa, de verdad.

Y si un día decides marcharte, no te vayas sin antes dejar un bonito recuerdo, un trozo de cielo donde quedarse a recordarte.

Quiere, quiere bien, quiere bonito.
Y te querrán cielo.

©Eloy Cánovas

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *